Registro humano, fruto tangible del proyecto iniciado por Mayra Lagunes y Artur Carmona en el año 2007, monotipia de la figura limitada por sus contornos, volumenes y forma.

La muestra pictórica presentada propone un recorrido por las etapas y responsabilidades que vislumbran y ahuman la existencia de la mujer. Elecciones, imposiciones, circunstacias, orígenes y salidas que moldean y trazan la esencia de la figura femenina.

Desde la despreocupación hasta la madurez, resigue el descubrimiento, la consciencia y el embarazo, mostrados haciendo uso de un conjunto de desnudas siluetas contorneadas alrededor de los sueños y anhelos que delimitan la existencia.

Un vestido instalación ubicado en la entrada de la muestra invita a dimensionar la presencia del tiempo. Transparente y envuelto en un inerte halo tejido con monedas, habitado por un calor enraizado en la propia luz interior, su revestimiento se desprende lenta y caprichosamente revelando así la existencia de la propia esencia en forma de necesaria estructura interna.

Paisajes impregnados en telas y papeles, raíces que absorben los pigmentos impregnados en el sello del propio cuerpo, fundamentales espectadores reflejando el registro de la forma femenina delimitada por el contorno de su propia figura.

La muestra se presenta acompañada por una serie fotográfica con la intención de mostrar tanto el propio proceso de elaboración así como el delicado rastro de innumerables detalles que éste arroja tras de sí, ofreciendo una mirada que invita a descubrir una nueva constelación de luces y sombras oculta tras el registro corporal.